Top Peliculas Estrenos

Battleship: Batalla naval
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5.9
Género:

Action/ Aventura

País: USA
Duración: 2h 11min
Año: 18 May 2012
Director: Peter Berg
Reparto:
Taylor Kitsch, Alexander Skarsgård, Rihanna, Brooklyn Decker, Tadanobu Asano, Hamish Linklater, Liam Neeson, Peter MacNicol, John Tui, Jesse Plemons, Gregory D. Gadson, Jerry Ferrara, Adam Godley, Rico McClinton, Joji Yoshida
Latino Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

Battleship: Batalla naval

Battleship

Battleship: Batalla naval Muy al estilo de ‘Independence Day’ y con nombres como Alexander Skarsgård (‘True Blood’), Liam Neeson (‘Furia de Titanes’) y la guapa Brooklyn Decker (‘Sígueme el rollo’), ‘Battleship’ cuenta la invasión de la Tierra por parte de unos alienígenas que pretenden hacerse con los océanos para utilizarlos como fuente de energía. El ejército estadounidense liderará en un primer momento la defensa del Planeta, aunque la batalla pronto contará con la implicación de todos los países del mundo y todos sus ciudadanos.

Al frente de este proyecto, que no es otra cosa que una adaptación del famoso juego de mesa de estrategia naval “Hundir la flota” pero con marcianos, se encuentra el director Peter Berg (‘Hancock’, ‘La sombra del reino’). Completan el reparto los actores Taylor Kistch (‘John Carter’), Tadanobu Asano (‘Mongol’), Peter MacNicol (‘Ally McBeal’) y la cantante Rihanna, que debuta como actriz. Una espectacular cinta de aventuras y ciencia ficción en la que se mezcla el cine de catástrofes con el de invasiones alienígenas, pero esta vez dentro de un entorno marítimo.

 

Battleship: Batalla naval

En el centenario de Universal, los míticos estudios de Hollywood atacan la pretemporada veraniega con este ‘Battleship’ de espíritu blockbuster e imágenes cargadas de ideología. La película, uno de los lanzamientos más importantes del año para el estudio, está basada muy libremente en el clásico juego de mesa ‘Hundir la flota’, de la compañía de juguetes Hasbro, que, como sucedía en la franquicia Transformers, ejerce de co-productor ejecutivo del filme. Pero, a diferencia de la saga de robots alienígenas, Peter Berg consigue que su ‘Battleship’ supere el estatus de catálogo de muñequitos mecánicos y se erija en un consistente publirreportaje sobre las bondades de pertenecer a la gran familia de la naviera estadounidense. No sólo eso. Confirma además que no hay nada más americano que una explosión a lo Michael Bay.

Si hubiera así que definir lo estadounidense como concepto, las poco más de dos horas de ‘Battleship’ son el resumen perfecto. Para empezar, la película tiene como enclaves desde donde zarpar dos acontecimientos bélicos que han sacudido el imaginario del país: Pearl Harbour y el 11-S. Si el primero se rememora a través del co-protagonismo conciliador con Japón, encarnado por uno de los mejores y más populares actores nipones, Tadanobu Asano, el segundo aparece cuando una de las naves alienígenas que pretenden tomar la Tierra colisiona contra un satélite y sus restos alcanzan varios edificios de Hong Kong, provocando un desplome y un caos semejante al del fatídico once de septiembre de 2011. Como sucedió en esas dos fechas, Estados Unidos es aquí atacada por un agente exterior y ajeno. Entonces fueron los japoneses y Al-Qaeda, en ‘Battleship’, se recurre a la sempiterna representación del otro: lo alienígena.

El enemigo y los golpes del pasado son, pues, dos elementos que cimientan el relato de ‘Battleship’, sobre los que se desarrolla asimismo la arquetípica historia de superación de un joven con talento demasiado disperso, enamorado del modelo despampanante de rubia americana (Brooklyn Decker, conocida por las curvas que se gasta en las portadas de ‘Sports Illustrated’), cuyo padre, por supuesto, es el superior del protagonista en el cuerpo de la marina. Una narración, como se ve, cien por cien estereotipada cuya función simbólica en la misión propagandística del filme es tan obvia como eficaz. Al final, lo que consigue el largometraje y la retahíla de explosiones que desfilan en pantalla es recordarnos, para bien o para mal, que vivimos instalados en una cultura de la guerra y que el enemigo, sea quien sea, está esperándonos allá afuera.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"