Top Peliculas Estrenos

El Hobbit La desolación de Smaug
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 7,9
Género:

Aventura/ Fantasia

País: USA
Duración: 2h 41min
Año: 13 December 2013
Director: Peter Jackson
Reparto:
Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage, Ken Stott, Graham McTavish, William Kircher, James Nesbitt, Stephen Hunter, Dean O’Gorman, Aidan Turner, John Callen, Peter Hambleton, Jed Brophy, Mark Hadlow, Adam Brown
Latino Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 4 Openload Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

El Hobbit La desolación de Smaug

The Hobbit: The Desolation of Smaug

El Hobbit: la desolación de Smaug narra la continuación de la aventura de Bilbo Baggins en su periplo junto al mago Gandalf y trece Enanos liderados por Thorin Escudo de Roble, en una épica búsqueda para recuperar la Montaña Solitaria y el Reino Enano de Erebor.Tras sobrevivir al inicio de su inesperado viaje, la Compañía sigue hacia el este y se encuentra por el camino con Beorn, el cambiador de piel, y con un enjambre de Arañas gigantes en el peligroso monte Mirkwood. Tras evitar que los Elfos del Bosque los capturen, los Enanos prosiguen su viaje hacia Ciudad del Lago, y finalmente llegan a la Montaña Solitaria, donde tienen que enfrentarse al mayor de los peligros, una criatura más terrorífica que cualquier otra que pondrá a prueba no solo lo profundo de su valentía sino también los límites de su amistad y la sabiduría del viaje: el dragón Smaug.

 

‘El Hobbit: La desolación de Smaug’: Se hace camino al andar

De la misma manera que ya sucedía con la segunda entrega de la trilogía de El Señor de los Anillos, esta segunda entrega de la trilogía de El Hobbit supera prácticamente en todo al filme que la precede. O al menos transmite esa sensación. La ventaja de ser el eslabón intermedio, muy posiblemente: ni necesita perder el tiempo con presentaciones ni su narrativa se ve condicionada por un final que no se produce. Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. ‘La desolación de Smaug’ es ese camino: empieza en ninguna parte para ir hacia cualquier parte, libre de ser y para ser disfrutada como un relato de aventuras, muy eficiente además, que no le tiene que rendir cuentas a nadie, siquiera a un espectador al que con un mínimo de conocimiento de causa no se le pide ni paciencia ni condescendencia… ni tampoco ser fan: si acaso se le hace.Hay algo muy importante que se produce con ‘La desolación de Smaug’, y es que a través de ella la futura trilogía de ‘El Hobbit’ adquiere sentido, e incluso fundamento. La fatigosa sensación que desprendía ‘Un viaje inesperado’ se ahoga directamente en las bondades de ‘La desolación de Smaug’, la quintaesencia del cine de aventuras en su máxima expresión actual. Y es que aún a pesar de seguir cayendo en buena parte de los mismos y molestos excesos, especialmente a nivel visual, Peter Jackson no cae en el peor de ellos y que en la cinta vista ahora hace un año era particularmente notable: el exceso de metraje. ‘La desolación de Smaug’ dura “sólo” dos horas y media sin contar créditos, lo que le permite hacer uso de una cualidad fundamental, más aún en una épica tan retórica y recargada como esta: el equilibrio.Esa es sin duda la principal virtud de esta cinta, su equilibrio. Ya no hablamos de una cinta que, en apariencia, gira en torno a enanos que caminan atropelladamente de peligro en peligro sin más dramatismo que la irrupción siempre mágica de Gollum. La trama y el argumento, ya sea con o sin los oportunos añadidos para hacer de ella tres en vez de dos, se puebla tanto de personajes como de distintas subtramas argumentales que nutren su discurso, más rico en matices, recovecos, momentos y sobre todo variedad. Todo ello apoyado además con un sentido del ritmo mucho más afinado, trepidante pero sumamente atlético. La cinta no sólo gana en eficiencia y profundidad, también lo hace en satisfacción al hacer de ella una experiencia más interesante y sensible, e importante, durante la cual apenas si echamos en falta el mando de la Play Station.Además, y al igual que ya ocurría con ‘Las dos torres’, esta segunda entrega no sólo se beneficia de su primera entrega, el peaje necesario para poder pisar el acelerador en esta autopista que es la segunda. También se vale de la presencia de un secundario que, como Gollum, sin duda pasará a formar parte de la historia del cine… eso es, el dragón Smaug, un elaborado trucaje visual muy logrado que además brilla con cada sílaba que sale de la boca de Benedict Cumberbatch, cuyo trabajo sembrará de nuevo la duda sobre cómo valorar la aportación de “una voz” sobre un “efecto especial” al que dota de… ¿alma? Un estupendo acabado audiovisual extensible a todo el filme, como cabe esperar, más allá de puntuales guiñapos o enfermizos movimiento de cámara de un Jackson al que, alguien, Santa Claus tal vez, debería de regalarle un trípode.Los aciertos de ‘La desolación de Smaug’, ya sea en 2 o en unas 3 dimensiones muy convincentes, convierten a esta en una experiencia ágil, sólida y muy dinámica que obra el milagro de hacerse corta y dejar con ganas de más… a pesar y/o gracias al sabor agridulce que supone un final equiparable a dejar un polvo a medias. Se entiende, se respeta. Aunque se nos quede cara de tonto y haya que esperar un año para ver un final de verdad no importa, dado que ‘La desolación de Smaug’ invita a ese segundo o tercer visionado que ‘Un viaje inesperado’ niega a quien no es fan acérrimo de los manuscritos de Tolkien. Y es que esta nueva incursión en la Tierra Media es, con sus pros y sus contras, una auténtica gozada, capaz de provocar que uno se mee encima antes que perderse un minuto. Se sepan o no el nombre de los integrantes de la “comunidad de los enanos”.

Pelicula recomendada

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"