Top Peliculas Estrenos

Ira de titanes
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5.8
Género:

Action/ Aventura/ Fantasia

País: USA
Duración: 1h 39min
Año: 30 March 2012
Director: Jonathan Liebesman
Reparto:
Sam Worthington, Liam Neeson, Ralph Fiennes, Édgar Ramírez, Toby Kebbell, Rosamund Pike, Bill Nighy, Danny Huston, John Bell, Lily James, Alejandro Naranjo, Freddy Drabble, Kathryn Carpenter, Matt Milne, Kett Turton
Latino Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

Ira de titanes

Wrath of the Titans

Ira de titanes Diez años después de derrotar heroícamente al monstruoso Kraken, el hijo mortal de Zeus, Perseo (Sam Worthington, ‘Furia de Titanes’), se retira a una aldea donde se dedica a la pesca y a cuidar de su hijo, huérfano de madre, el pequeño Helio. Ajeno a todo, el combate entre las diferentes fuerzas del universo se continúa librando.Los Dioses poco a poco han ido perdiendo poder a causa de la escasa creencia en ellos por parte de los humanos. Por el contrario, los Titanes están avanzando posiciones y han conseguido liberarse gracias a Kronos, vengativo porque perdió el poder a manos de sus hijos. Incapaz de permanecer al margen frente al caos que se avecina, Perseo volverá a implicarse, y pedirá consejo a la reina Andrómeda (Rosamund Pike, ‘Los sustitutos’), que le conducirá hasta Argenor, hijo de Poseidón (Toby Kebbell, ‘Dead Man’s Shoes’), y al dios caído Hefesto (Bill Nighy, ‘Love Actually’), que le ayudarán en su empresa. Con ellos iniciará una apoteósica aventura que lo llevará a las entrañas del ultramundo para así conseguir salvar a su padre de los fieros e impetuosos Titanes, y de disolver la alianza maligna que se ha producido entre el malvado Hades (Ralph Fiennes) y su esbirro Ares (Edgar Ramírez, ‘Carlos’).

‘Ira de Titanes’ está dirigida por Jonathan Liebesman (‘Invasión a la Tierra), y es la continuación de ‘Furia de Titanes’, el remake de la mítica película dirigida en 1981 por Desmond Davis.

 

Ira de titanes

Aún recuerdo la emoción al ver ‘Furia de titanes’. Espera, ¿o era ‘Ira de titanes’, que las confundo? ¿Quizá ‘Rabia de titanes’? ¿’Los titanes en remojo’? ¿Acaso importa? Me refiero a cómo me corrían las lágrimas mientras veía la primera parte de este salmorejo de referencias mitológicas protagonizado por Sam Worthington. Y es que el 3D falso de aquella entrega –realizado en su posproducción tras el exitazo económico ‘Avatar’- era tan deplorable que era imposible seguir sus borrosas imágenes sin derramar ninguna lágrima. De la trama: poco más. Había una medusa, un monstruo final muy feo y algo le pasaba a Gemma Arterton. A los cinco minutos de salir de la sala la película se desvaneció, dejó de existir.

Mira por donde ahora nos llega su secuela, que por algo la primera recaudó más de 400 millones de dólares por todo el mundo (principalmente fuera de los EE.UU.). Los avispados productores han puesto tras las cámaras a Jonathan Liebesman, un hombre que satisfizo sobremanera con la anterior ‘Invasión a la tierra’, para desentrañar en imágenes un guion por el que han pasado, al menos, cinco escritores diferentes (son los datos oficiales: pueden ser más). De ahí que pese a que el batiburrillo argumental siga siendo una esquizoide mezcla de referencias culturales e históricas, ésta se hace más entretenida gracias al mínimo sentido del ritmo que le otorga su director.

Pero no hay que llevarse a engaños: ‘Ira de titanes’ es un producto de bajo consumo y mala digestión que no funciona ni como película de aventuras, ni como action movie. Demasiados tópicos los personajes (héroe valeroso + chica florero + amigo gracioso + villano con cara de dolor genital agudo), demasiado largas, confusas y, a la postre, aburridas, secuencias de acción. Se abusa de los efectos digitales de tal manera que uno acaba deseando que la acción se detenga, que Perseo pare un rato a fumar o a hablar del tiempo con cualquiera de sus enfadados familiares. Todo es demasiado hueco, demasiado absurdo, demasiado pesado. Esta es una de esas películas donde la cinética juega en su contra: cuanto más rápido pasa la historia, menos sensación de velocidad coge la narración. Quedando al final como un trompicón detrás de otro hasta que se llega a su inconcebible final. ¿De verdad ‘John Carter’ era tan mala? ¡Si hasta ‘Percy Jackson y el ladrón del rayo’ era mejor que todo esto!

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"