Últimos estrenos Series Proximos estrenos Series

La batalla de los sexos
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Calificacion 6,9
Género:

Biográfico/ Comedia/ Drama

País: USA
Duración: 2h 1min
Año: 3 November 2017
Director: Jonathan Dayton, Valerie Faris
Reparto:
Emma Stone, Steve Carell, Andrea Riseborough, Natalie Morales, Sarah Silverman, Bill Pullman, Alan Cumming, Elisabeth Shue, Eric Christian Olsen, Fred Armisen, Martha MacIsaac, Lauren Kline, Mickey Sumner, Fidan Manashirova, Jessica McNamee

Por favor, seleccione un servidor:

Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Op 1 Torrent Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Op 2 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Op 3 Mediafire Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p cc
Op 5 Openload Latino Full HD 1080p
Op 6 Rapidvideo Latino Full HD 1080p

La batalla de los sexos

Battle of the Sexes

La batalla de los sexos La batalla de los sexos fue el nombre que se dio al partido de tenis celebrado en 1973 entre Billie Jean King (Emma Stone) y Bobby Riggs (Steve Carell). Convencido de que podría ganar a cualquier mujer, a sus 55 años, el ex campeón Bobby Riggs, retó la joven promesa Billie Jean King, de 29, a un duelo que determinaría el ‘género superior’. En aquel momento histórico, la exitosa deportista era una defensora acérrima de los derechos de la mujer y justo antes de este evento se había negado a participar en un torneo en donde el ganador hombre recibía un premio monetario ocho veces mayor que el otorgado a la ganadora. La batalla de los sexos se convirtió en uno de los eventos deportivos televisados con más audiencia de todos los tiempos. Además, este partido desencadenó muchos debates sobre la igualdad de género y el movimiento feminista.

Jonathan Dayton y Valerie Faris, los directores de Pequeña Miss Sunshine (2006), dirigen este filme basado en hechos reales. Sus protagonistas son Emma Stone (La ciudad de las estrellas – La La Land, Irrational Man) y Steve Carell (Café Society, La gran apuesta). Completan el reparto Sarah Silverman (Masters of Sex), Bill Pullman (Independence Day: Contraataque) y Elisabeth Shue (La casa al final de la calle).

 

 

La batalla de los sexos Critica

En los tiempos que vivimos es prácticamente imposible abordar un film como La batalla de los sexos desde un punto de vista exclusivamente cinematográfico, si consideramos exclusivamente como cinematográfico lo relativo a una cuidada puesta en escena, un estupendo reparto y un incisivo guión. Todo esto lo tiene, y a manos llenas, la nueva película de Jonathan Dayton y Valerie Faris, pero su validez como objeto cultural va más allá de lo primorosamente manufacturado. Así que sí, va a haber que ir considerándola desde ya, y pese a quien pese, como una de esas películas que llaman ‘necesarias’.

Y no por una cuestión política; a fin de cuentas, el material de partida tiene bastantes limitaciones, y quien quiera encontrar un ensayo sobre feminismo sesudo, documentado y revelador pues… mejor que se vuelva a ver Mad Max. Furia en la carretera, y vibre. La batalla de los sexos, anacrónica desde el propio título, tiene sin embargo más validez ideológica y narrativa que, por ejemplo, la apuesta de idéntico cariz del año pasado, cuando Figuras ocultas alardeó del mismo paternalismo que el guión de Simon Beaufoy esquiva tan habilidosamente. Porque a dicho libreto le basta con ser de lo más efectivo en su función primordial, que no es otra que la balsámica.

Anunciar una obra como feminista en los tiempos de Donald Trump y la sucesión de escándalos sexuales que sacude Hollywood suponía una gran responsabilidad, que Dayton y Faris sortean limitando sus preocupaciones a contar de la mejor manera posible esa anécdota extraordinaria que atañía a los tenistas Billie Jean King (Emma Stone) y Bobby Riggs (Steve Carell), contrincantes en una disputa que en 1973 aglutinó machismo, paridad, homosexualidad y sororidad. Los directores de Pequeña Miss Sunshine no han querido resolverla dejándose cosas en el tintero, y es por ello que a la película hay quien la ha acusado de confusa, cuando lo cierto es que en ella lo único confuso son los personajes.

Esa Billie Jean superada por el papel histórico que le ha tocado jugar y la asunción de su sexualidad, ese Bobby al que ni las más gruesas payasadas consiguen disimularle la tristeza, ese marido (Autin Stowell) que sabrá que lo más importante es el tenis aun con su matrimonio a punto de resquebrajarse… El film respira a través de sus personajes, y la realización se pliega dócilmente a ellos regalándoles escenas portentosas como ese corte de pelo íntimo y sensual, esas llamadas de teléfono a mitad de la noche, o ese momento en los vestuarios en los que Billie desahoga toda su presión.

Gracias a todo esto, La batalla de los sexos trasciende su condición de feel good movie a base de abrazarla sin contemplaciones, con todos y cada uno de sus mecanismos montados para que el público sonría, trague saliva y al final llore sin saber muy bien por qué. Quizá, simplemente, porque el cine a veces puede ser algo así, y puede asegurarnos que por mucha oscuridad que nos envuelva siempre habrá, o debería haber, una luz. De ahí, y no de otro sitio, viene la necesidad de La batalla de los sexos.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"