Top Peliculas Estrenos

La verdad duele
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 7.1
Género:

Drama

País: UK
Duración: 2h 3min
Año: 12 February 2016
Director: Peter Landesman
Reparto:
Will Smith, Alec Baldwin, Albert Brooks, Gugu Mbatha-Raw, David Morse, Arliss Howard, Mike O’Malley, Eddie Marsan, Hill Harper, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Stephen Moyer, Richard T. Jones, Paul Reiser, Luke Wilson, Sara Lindsey
Latino Opción 2 Opción 3 Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 2 Mediafire Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p cc
Opcion 4 Openload Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 5 Turbobit Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 6 Uploaded Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

La verdad duele

Concussion

La verdad duele En el año 2002, Mike Webster, uno de los jugadores de fútbol americano más queridos y reconocidos de los Pittsburgh Steelers, murió repentinamente y de forma inesperada. A raíz de este suceso, Bennet Omalu (Will Smith), doctor neuropatólogo forense, graduado por la Universidad de Nigeria y residente en Pittsburgh, comienza una serie de investigaciones. Inicialmente en la autopsia el cerebro de Webster parecía normal, a pesar de que el jugador había padecido demencia y depresión en sus años de retiro. Pero entonces Omalu realiza un análisis más profundo del tejido, con la sospecha de que Webster sufría de demencia pugilística, inducida por repetidos golpes en la cabeza, una condición que había encontrado previamente en boxeadores. Es entonces cuando descubre una verdad oculta y sumamente polémica: los daños crónicos y fatales en el cerebro que los jugadores de fútbol americano pueden llegar a desarrollar.

Omalu continúa su investigación junto al consultor forense Cyril Wecht (Albert Brooks) y el ex médico del equipo de los Steelers, el doctor Julian Bailes (Alec Baldwin). Sus investigaciones serían el origen del descubrimiento del CTE (traumatismo craneoencefálico crónico), una enfermedad neurodegenerativa que aparece a raíz de sufrir conmociones cerebrales provocadas por fuertes golpes en la cabeza. Esta enfermedad es, y sigue siendo, la culpable de numerosos suicidios por parte de jugadores-estrella de la NFL (Liga Nacional de Fútbol de Estados Unidos). La historia narra el descubrimiento del Doctor y su lucha para hacer pública la información, así como los cambios fundamentales que se hicieron para proteger a aquellos que juegan ahora, y los que jugará en el futuro.

Este thriller dramático basado en hechos reales es la segunda película dirigida por Peter Landesman (Parkland), que también ha escrito el guión del film. La película está protagonizada por Will Smith (Focus, Hancock, Soy leyenda), y además cuenta en su reparto con los actores Alec Baldwin (Misión Imposible: Nación secreta, Siempre Alice), Luke Wilson (Un funeral de muerte, Aquellas juergas universitarias), Gugu Mbatha-Raw (El destino de Júpiter, Odd Thomas), Albert Brooks (El año más violento, Drive) y Stephen Moyer (El sicario de Dios, True Blood).

 

 

La verdad duele

El doctor Bennet Omalu, interpretado por Will Smith, es un neuropatólogo forense nigeriano con una doble obsesión: ser norteamericano (pertenecer al país, no sólo a nivel legal) y su trabajo. Del mismo modo que Will Smith quien, como otros actores negros antes que él, pensamos en Denzel Washington, está obsesionado con interpretar esos papeles bigger than life que, anteriormente, estuvieron tan sólo destinados a los actores blancos. En el caso de La verdad duele (tremenda traducción del original Consussion), además, con la fortuna de estar interpretando a un personaje real que puso por delante a la ciencia y su moral y/o ética profesional frente a la NFL. Es decir, una historia de David contra Goliat a la que tantas veces hemos asistido con mejores o peores resultados.

La verdad duele está confeccionada de una manera muy precisa que no deja lugar para la sorpresa ni para reflexión ni para nada que no sea aquello que quiere hacer llegar al espectador. Dejando de lado sunaturaleza de vehículo de lucimiento para su estrella protagonista, que tiene que poner acento y a quien se le ofrece no pocos momentos de intensidad para demostrar lo buen actor que puede llegar a ser, y, además, demostrarlo, la película se inscribe dentro de ese cine discursivo en el que el individuo se impone sobre las instituciones –de poder, en este caso la NFL- y lucha contra todo y todos para dar luz a la verdad. La construcción del guión es muy precisa al respecto, siguiendo unos patrones muy específicos que conducen cómodamente al espectador sin apenas atisbo de conflicto con unos personajes que están, en general, todos ceñidos a unos esquemas que resultan, al final, francamente aburridos. Ninguno tiene quiebras, ni ambigüedad, cada cual en su sitio para no crear desconcierto. Así, el mensaje, la idea, o el discurso, como se quiera llamar, llegan perfectamente al espectador, quien se puede indignar cuando se debe indignar, y emocionar cuando se debe emocionar. En fin, todo bien hilvanado con una precisión absoluta.

Lo anterior hace de La verdad duele una película anodina, pero con cierto interés en tanto a que al final se convierte en un relato sobre “el buen americano”, o, mejor dicho, qué es ser un buen americano. La película de Landesman incide en el tema constantemente, sobre todo en las líneas de diálogo, con un doctor, como decíamos, obsesionado por integrarse en su sociedad de acogida en permanente lucha para seguir en Estados Unidos. Los diálogos están llenos de frases al respecto, tanto que acaba siendo tan evidente el discurso que cansa, por reiterativo. Queda claro que Omalu, aunque nigeriano, acaba siendo más norteamericano que muchas nacidos en Estados Unidos, que no se trata tanto de nacionalidad como de una postura ante la vida, de qué se hace por los demás, de cuáles son las motivaciones por las que se lucha.Como si Norteamérica no fuera sólo una nación, sino un sentimiento, una forma de ser y de estar en el mundo. Ideas que La verdad duele suelta con total descaro, sin pretensión alguna de establecer diálogo alguno, dejando de lado, por ejemplo, que Omalu, en determinados momentos, parece moverse más por intereses personales y profesionales que por cuestiones de verdad interés por los demás y la ciencia. Pero este pequeño resquicio a la duda, tan sólo se presiente y no es lo suficiente como para crear un relato más rico en su propuesta.

El problema es que ese interés queda velado por un trabajo visual por parte de Landesman que no aporta casi nada. Es como una imitación de una película de Tony Scott pero desde un mayor reposo rítmico y narrativo. Todo avanza con una fluidez expositiva bien confeccionada en la que los constantes planos aéreos de la ciudad contextualizan la acción y contrastan con los planos de interior, muy cerrados, pero no crea una dialéctica visual que aporte algo al discurso. Algo falla constantemente en La verdad duele en todos los niveles. Y en el único que puede que no lo haga, la interpretación y presencia de Smith, acaba siendo una rémora para la película: el actor pesa demasiado sobre todo lo demás. Lo hace bien, por supuesto, pero no es suficiente para que la película de Landesman no sea más que una narración con buenas intenciones de unos acontecimientos particulares. Queda claro que Omalu fue, es, más norteamericano que quienes intentan, por cuestiones económicas, ocultar el daño cerebral de los jugadores de fútbol americano. En otras palabras, ha entendido la grandes ser norteamericano. Muy bien. También queda claro que Smith es un actor capaz de dar vida a grandes e ilustres luchadores que desde una postura personal férrea lucha por lo que creen. Dicho esto, nada más queda en una película carente de sutilidad –la secuencia final es reveladora al respecto- y de resquicios en los que encontrar algo más que lo planteado, con encomiable destreza comercial, en La verdad duele.

Lincoln
Lincoln
Idioma 7.4
Calificacion USA
Año 16 November 2012
Duración 2h 30min
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...
¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"