Top Peliculas Estrenos

Loco y estúpido amor
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 7.4
Género:

Comedia/ Drama/ Romance

País: USA
Duración: 1h 58min
Año: 29 July 2011
Director: Glenn Ficarra
Reparto:
Steve Carell, Ryan Gosling, Julianne Moore, Emma Stone, Analeigh Tipton, Jonah Bobo, Joey King, Marisa Tomei, Beth Littleford, John Carroll Lynch, Kevin Bacon, Liza Lapira, Josh Groban, Mekia Cox, Julianna Guill
Latino Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

Loco y estúpido amor

Crazy, Stupid, Love.

Loco y estúpido amor Cal Weaver (Steve Carell, Virgen a los cuarenta) es un cuarentón con una vida perfecta, un buen trabajo, una casa bonita, unos hijos estupendos y está casado con su novia del instituto desde hace veinticinco años. Pero su vida dará un giro cuando se entere de que su mujer, Emily (Julianne Moore, Lejos del cielo, Las horas), le engaña y quiere pedirle el divorcio. Entonces su vida comenzará a desmoronarse. Mientras intenta superar su crisis existencial, tendrá además que lidiar con los problemas adolescentes de sus hijos. Hastiado y agobiado, no se le ocurrirá nada mejor que ahogar sus penas en alcohol en un bar, donde conocerá a un seductor empedernido (Ryan Gosling, Half Nelson), que le ayudará a vencer sus miedos, dejar de ser un fracasado y convertirse en un gran galán. Pero Cal y Emily no son los únicos que buscan el amor: su hijo mayor, Robbie (Johna Bobo, Zathura, una aventura espacial), de trece años, está loco por su niñera de diecisiete, Jessica (Analeigh Tipton, The Green Hornet). Pero, a pesar de la transformación de Cal y de sus numerosas nuevas conquistas, no puede cambiar su verdadera forma de ser y sus sentimientos, que siempre parecen devolverlo al punto de partida.

Glenn Ficarra y John Requa, responsables de Philip Morris, ¡Te quiero! (2009) firman ahora esta comedia romántica en la que también intervienen Emma Stone (Rumores y mentiras), Marisa Tomei (El luchador) y Kevin Bacon (Mystic River).

 

Loco y estúpido amor

‘Crazy, Stupid, Love’ parece a ratos una historia de vidas cruzadas: Steven Carell por un lado, rumiando que su esposa Julianne Moore le haya sido infiel y haya pedido además el divorcio, mientras Ryan Gosling, pasándose de apuesto y seductor, le enseña maneras viriles y técnicas de flirteo para recuperar la auto-estima perdida (o de la que nunca gozó); en otra dirección, el hijo pre-adolescente del matrimonio malavenido, enamorado impetuosamente de su canguro, está en edad plenamente adolescente, que a su vez se siente atraída por el pobre Carell; en otra más, una chica que solo quiere que su novio le pida en matrimonio, aunque éste no se da por enterado, y que después revelara una conexión especial con el núcleo duro de personajes del relato; también está la difusa relación entre la esposa y el amante esporádico y desencadenante de la crisis (Kevin Bacon) y, haciendo malabarismos narrativos sin demasiado éxito, el personaje de Marisa Tomei, que tiene una noche loca con Carell (que estaba mejor precisamente en ‘Noche loca’, de Shawn Levy) y resulta ser la maestra de su hijo, quien desarma completamente ‘La letra escarlata’ a partir de lo agilipollados, según él, que son los protagonistas de la novela de Nathaniel Hawthorne.

El segundo largometraje de los directores de ‘Phillip Morris ¡Te quiero!’, Glenn Ficarra y John Requa, plantea otras historias amorosas desconcertantes con un tono que no quiere rehuir en ningún momento el tópico, cierto adocenamiento en la escritura del guión y hasta los toques moralistas de rigor. En su ensamblaje forzado, que no esforzado, de peripecias y personajes paralelos, algunos destinados a encontrarse, otros esperando la sorpresa final que los conecte entre sí, el film solo funciona cuando Carell y Gosling comparten escena. Tampoco es que sea la monda ni revolucione comedia alguna –de hecho, es una de las comedias más discretas de lo que llevamos de temporada pese al empeño de todos y todas–, pero esos momentos tienen cierto ingenio, los dos actores funcionan perfectamente como risibles arquetipos antagónicos (la introversión ridícula y la extraversión exagerada, el patán y el seductor: el segundo es bueno en la cama y el primero tiene trabajo, esas son sus principales virtudes) y al menos la película adquiere los contornos algo desmadrados que se le presupone a un producto de estas características.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"