Top Peliculas Estrenos

Un lugar donde refugiarse
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 6.7
Género:

Drama/ Romance

País: USA
Duración: 1h 55min
Año: 1 March 2013
Director: Lasse Hallström
Reparto:
Julianne Hough, Irene Ziegler, Jon Kohler, Tim Parati, David Lyons, Josh Duhamel, Giulia Pagano, Juan Piedrahita, Red West, Noah Lomax, Mimi Kirkland, Robin Mullins, Jasper Grey, Tora Hallstrom, Wendy Wilmot
Latino Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 2 Mediafire Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p cc
Opcion 4 Openload Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

Un lugar donde refugiarse

Safe Haven

Un lugar donde refugiarse Katie Feldman (Julianne Hough, ‘Rock of Ages’) escapa a Southport, un pueblo costero en Carolina del Norte donde pretende empezar de cero. Alquila una vieja casa en el bosque y encuentra trabajo en un café, el plan de rehacer su vida parece dar resultado. Para no levantar sospechas sobre su repentina llegada, decide evitar cualquier vínculo personal con sus habitantes, pero ve imposible cumplir su promesa cuando conoce a Alex (‘Transformers’, ‘Las Vegas’), un viudo con dos hijos encargado del supermercado. El problema es que para Katie cualquier relación se convierte en algo complicado y su nuevo amor corre peligro. Los oscuros secretos sobre su pasado, que la obligaron a viajar por medio país, aún la atormentan. Cuando un extraño hombre llega al pueblo preguntando por ella, intenta proteger su vida y es cuando comprende que, a la hora de la verdad, el amor es el verdadero y único refugio seguro.

Una historia de amor, compromiso y sacrificio basada en la novela homónima de Nicholas Sparks, autor de las novelas que inspiraron ‘El diario de Noa’ y ‘Un paseo para recordar’, y dirigida por Lasse Hallström, director de ‘Chocolat’, y ‘La pesca del salmón en Yemen’.

 

Un lugar donde refugiarse

La secuencia de apertura de ‘Un lugar donde refugiarse’ consiste en ver como una joven con el pelo rubio, aunque embutida en una sudadera con capucha que esconde buena parte de su rostro, se desplaza frenéticamente por una estación de autobuses mientras un inspector de policía encarnado por David Lyons, el dictador de la teleserie ‘Revolution’, la busca igual de frenéticamente. Al final la chica logra escapar en uno de los autobuses que el policía no consigue detener, aunque luego, hurgando en las imágenes proporcionadas por las cámaras de vigilancia de la estación (que lo captan absolutamente todo como si fuera la máquina controladora de otra teleserie de J.J. Abrams, ‘Vigilados. Person of Interest’), consigue descubrir el destino del autobús en el que escapó la chica.Siguiendo con las teleseries, este inicio, al que siguen los títulos de crédito antes de que el relato sedimente en una pequeña localidad del sur de los Estados Unidos donde acontecerá toda la acción, el lugar donde refugiarse de la rubia protagonista, es perfectamente equiparable con el de cualquier serie norteamericana de televisión actual: el relato surge de la nada, se nos muestra la situación límite de un personaje y luego la narrativa se acompasa mientras vamos conociendo, mediante flashbacks no muy bien empleados, lo que ocurrió en ese inminente pasado que obligó a la joven protagonista a escapar. Pero la intriga criminal (la joven ha presenciado o ha participado en un asesinato) es solo un pretexto, un detalle, lo que une la actualidad del personaje principal con las pesquisas mal ensambladas del policía obsesionado en encontrarla sea donde sea. El filme no es más que un adocenado drama sentimental adobado con plúmbea intriga: en el lugar/apacible ciudad donde refugiarse, la chica no solo encuentra casa y trabajo con mucha más facilidad que la encuentra el común de los mortales en tiempos actuales de crisis, sino que además halla el amor, aunque sea en un hombre algo mayor que ella, con dos hijos pequeños, uno de ellos absolutamente insoportable, y con el fantasma de la esposa fallecida a consecuencia de un cáncer: ¡alguien da más! Lasse Hallström realizó en Estados Unidos algunos melodramas ciertamente inclasificables y perversos que hacían buena esa idea de que los cineastas extranjeros (Lubitsch, Lang, Renoir, Weir) saben ver mejor lo que ocurre en la sociedad estadounidense que los propios directores norteamericanos. Después del paréntesis que supuso el año pasado su regreso a Dinamarca para rodar el thriller ‘El hipnotista’, su reencuentro con el cine hollywoodiense no tiene nada que ver con lo mostrado en ‘Querido intruso’, ‘¿A quién ama Gilbert Grape’, ‘Las normas de la casa de la sidra’ o ‘Atando cabos’. Incluso las bizarras ‘Siempre a tu lado (Hachiko)’ y ‘La pesca de salmón en Yemen’ daban más juego que esta mezcla de romance sentimental e intriga policial que compraría con placer Antena 3 TV para emitir en horas de pre-siesta de un sábado cualquiera de nuestras vidas.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"