Top Peliculas Estrenos

Paddington
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 7.2
Género:

Comedia/ Familiar/ Fantasia

País: UK
Duración: 1h 35min
Año: 28 November 2014
Director: Paul King
Reparto:
Tim Downie, Madeleine Worrall, Lottie Steer, Geoffrey Palmer, Theresa Watson, Imelda Staunton, Michael Gambon, Ben Whishaw, Hugh Bonneville, Sally Hawkins, Madeleine Harris, Samuel Joslin, Michael Bond, Matt Lucas, Julie Walters
Latino Trailer
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 2 Mediafire Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p cc
Opcion 4 Openload Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

Paddington

Paddington  sigue las aventuras de un joven oso peruano, que siente pasión por todas las cosas británicas, tanto que decide irse a Londres en busca de un hogar. Sin embargo, cuando se encuentra perdido y solo en Paddington Station, comienza a darse cuenta de que esa ciudad no es todo lo que se había imaginado que era. No obstante, su situación cambia cuando conoce a la agradable familia Brown, quienes leen la etiqueta que tiene alrededor  de su cuello, en la que pone: “Por favor, cuiden de este oso. Gracias”. Los Brown le acogen durante una temporada. Parece, entonces, que su suerte ha dado un giro positivo, pero todo vuelve a cambiar para mal cuando este osito tan raro llama la atención de un taxidermista, es decir, un hombre que se dedica a disecar animales, al que le encantaría exhibir a Peruvian en un museo.

 

Paddington

Es probable que los fanáticos de Up se alarmen al descubrir que el prólogo de Paddington es un calco pasado de vueltas del arranque de la joya aventurera de Pixar. Sin embargo, pasado el susto inicial, el cinéfilo descubrirá unas cuantas razones para dejarse conquistar por el osezno que da título al film, célebre miembro del panteón de la literatura infantil británica. Protagonista de más de una veintena de libros escritos por Michael Bond e ilustrados por Peggy Fortnum, el oso Paddington es un espécimen más del club de personajes infantiles que observan nuestro extraño mundo civilizado desde una perspectiva asilvestrada –una familia en la que caben desde el Superzorro de Roald Dahl a Babe, el cerdito valiente–. Paddington es el vástago de un clan de osos del “oscuro Perú” que tomó contacto con el universo de las buenas costumbres gracias a un noble aventurero inglés; un encuentro trasatlántico que explica el decoro y el perfecto acento británico del pequeño oso amoroso, cuya dulce y expresiva voz pertenece al actor Ben Whishaw (en la versión original).

Encantadora fábula de personajes caricaturescos,Paddington emplea con brío algunas constantes del cine familiar: un protagonista con carisma pero lo suficientemente reservado como para erigirse en espejo de su turbulento entorno; una familia excéntrica que aún encanto y disfuncionalidad; aventuras en la gran ciudad –en este caso, un Londres imaginario que a ratos parece salido de ‘Mary Poppins’–; y una villana de altura: una Nicole Kidman que, lejos de la naturalidad de antaño, se entrega con seductora malicia a una reinvención histriónica del personaje de Cruella de Vil. Un feliz cóctel familiar endulzado con buenas dosis de humor absurdo; una comicidad que exprime a fondo la torpeza de Paddington, convertido en más de una ocasión en una especie de versión osezna de Mr. Bean.

Superado el exceso de empalagosa moralina que estalla en la parte final del film, vale la pena destacar el rasgo formal más sorprendente de Paddington.Demostrando una elogiable ambición estilística, el director Paul King –responsable de la comedia Bunny and the Bull utiliza el manierismo barroco de Wes Anderson como molde estético para las escenas más deslumbrantes del film. Colocando la cámara sobre una grúa adepta a las composiciones frontales, las imponentes panorámicas y los ángulos rectos, King convierte una típica casa apareada londinense en una abarrotada casa de muñecas tamaño XXL. Se emparentan rigidez británica y tipología andersoniana, y los decorados se convierten en una clara exposición del mundo interior de los personajes. Un arriesgado dispositivo escénico que no desentona en un contexto expresivo marcado por la artificiosidad y la fantasía. Que King consiga incorporar la personalidad visual de Anderson a un producto familiar mainstream sin traicionar el espíritu excéntrico del autor de El gran Hotel Budapest debería ser considerado un logro no menor.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"