Top Peliculas Estrenos

Un holograma para el rey
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Calificacion 6,1
Género:

Comedia/ Drama

País: USA
Duración: 1h 38min
Año: 1 July 2016
Director: Tom Tykwer
Reparto:
Tom Hanks, Alexander Black, Sarita Choudhury, Sidse Babett Knudsen, Tracey Fairaway, Jane Perry, Tom Skerritt, Michael Baral, Lewis Rainer, Alexander Molkenthin, Xara Eich, David Menkin, Christy Meyer, Megan Maczko, Ben Whishaw
Latino Opción 2 Opción 3 Opción 4 Opción 5 Trailer
loading...
Opciones de descarga Servidor Idioma Calidad Contraseña
Opcion 1 Mega Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p
Opcion 2 Mediafire Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p cc
Opcion 4 Openload Latino (Dual - Ingles) Full HD 1080p

Un holograma para el rey

A Hologram for the King

Un holograma para el rey Incapaz de triunfar en los negocios, Alan Clay (Tom Hanks), padre y marido recién divorciado, decide huir de la recesión que vive su país, y se traslada hasta Arabia Saudita, donde la economía se encuentra en pleno auge. Será entonces cuando Alan reciba de su empresa la misión de ofrecerle a los mandatarios saudíes el mejor servicio de telefonía holográfica. Aunque defraudado y decepcionado, decidirá comenzar este nuevo proyecto, que será su última oportunidad para evitar la ejecución de su hipoteca, asumir los gastos de la matrícula universitaria de su hija y conseguir el reconocimiento de los que le rodean.

Esperando al rey es la adaptación cinematográfica de la novela del mismo nombre de Dave Eggers. El actor Tom Hanks (El puente de los espías, Capitán Phillips) vuelve a ponerse a las órdenes del director Tom Tykwer (El atlas de las nubes, La princesa y el guerrero). Completan el reparto Tom Skerritt (Enamorarse, The Good Wife), Ben Whishaw (En el corazón del mar, La chica danesa) y Sarita Choudhury (Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 2, Homeland).

 

Un holograma para el rey Pelicula Completa

Para el alemán Tom Tykwer, la bertolucciana tragedia de un hombre (un ejecutivo) ridículo pasa por diversas fases al son de canciones de Talkin Heads, la Electric Light Orchestra y The Communards. Atraviesa desiertos, culturas que no acaba de entender, instantes donde hay cosas (demasiadas) se pierden en la traducción, largas esperas, ataques de ansiedad, jorobas que crecen en la espalda y que más que un guiño a los camellos es una fácil metáfora de los problemas, preocupaciones y cargas que esos mismos yuppies ya simplemente asalariados o náufragos del cataclismo del capitalismo llevan a cuestas. El personaje de Tom Hanks dice que solamente una bala de oro podrá matarle cuando cada intento de asentarse en ese incierto futuro que podría darle un contrato multimillonario en Arabia Saudí le lleva a dar con sus huesos en el suelo. Luego se sorprende porque nadie relaciona lo de la dorada bala con Lawrence de Arabia, porque nadie conoce a Lawrence de Arabia. Nosotros sí, como el escritor en cuyo best seller  Un holograma para el rey se basa esta película de un Tom Tykwer que también sabe quién es Lawrence y por ello hace de ese comercial de altas comunicaciones, encarnado con mucho espíritu y arte por Tom Hanks, un ser con demonios interiores (pero menos) que verá la luz en el desierto a pesar del jet lag. Pensada para contentar y llegar a todo tipo de públicos, Esperando al rey picotea de diversos géneros de la misma manera que elige su lista de temas musicales: la comedia de choque de culturas (toda la relación con su chófer local, Youssef), la comedia romántica (la doctora local), la crítica social (esa secuencia en la que el protagonista descubre a los trabajadores que están construyendo los edificios), la pesadilla kafkiana (El proceso aplicado a la burocracia árabe) y el drama de conexiones indies (de Up in the air al A propósito de Schmidt de Alexander Payne). Una miscelánea que peca a ratos de quedarse un tanto a mitad de camino e todo, que no acaba de decidirse formalmente por un lenguaje clásico o por uno más arriesgado y moderno (las soluciones visuales ante el ordenador) pero que funciona bastante mejor que propuestas similares como La pesca del salmón en Yemen. Y que en la secuencia de la fiesta clandestina en la embajada danesa casi se pone en la piel de un Rainer Werner Fasbinder certificando que las civilizaciones son oasis lujuriosos ante el fin del mundo.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"
- -